Bolivia: Drogueria inti empresa lider en cero tolerancia hacia la violencia contra las mujeres

Entregada por:
Anja Witt Irma Campos
Experta Integrada Coordinadora Nacional Bolivia
AHK Bolivia Programa Regional ComVoMujer
Categoría: Proyectos y programas GG1

 

ANTECEDENTES
En Bolivia, en el año 2015 se realizó una investigación sobre los costos de la violencia contra las
mujeres (VcM) en el ámbito empresarial boliviano, en la que se demostró que el 49% de
trabajadoras de las grandes y medianas empresas fueron agredidas por sus parejas en el último
año. En consecuencia, las empresas asumen costos invisibles, no identificados, pero que inciden
directamente en el costo final del bien o servicio. Por cada trabajadora agredida por su pareja, la
empresa pierde 27.5 días de trabajo al año y, por cada trabajador agresor pierden 38.4 días
laborales por año.
La empresa boliviana Droguería Inti S.A. es una empresa líder del mercado farmacéutico boliviano
que cuenta con una política de responsabilidad social empresarial (RSE). Fue fundada en La Paz,
en 1936, por el empresario alemán, Don Ernesto W. N. Schilling Huhn, El 47,14% del personal de
INTI es feminino y el 52,86% es masculino. Droguería Inti S.A. participó de esta investigación,
encontrando que, en su caso, cinco de cada 10 trabajadoras (es) experimentaba alguna situación
de VcM. En el último año, el 35.7% de trabajadoras había sido atacada por su pareja, mientras
que el 37.7% de trabajadores había atacado a su pareja. Estas cifras incluyen al personal que no
reconocía explícitamente sufrir o ejercer VcM, porque subestimaba la magnitud de los ataques
experimentados, minimizándolos o negándolos, calificándolos como solo “peleas y discusiones”.
La VcM aumentaba significativamente los días perdidos por ausentismo y presentismo laboral. En
total, combinando diversas categorías, cada agresor o agredida genera una pérdida equivalente a
29 días de productividad laboral al año, ocasionando una pérdida global aproximada de 12,732
días de productividad laboral, el equivalente a 44 trabajadoras/es a tiempo completo al año.
Con estos datos, Droguería Inti S.A. se comprometió muy tempranamente con la prevención de la
violencia contra las mujeres. Así, durante el año 2015 la empresa INTI S.A. en coordinación con
la Cámara de Comercio e Industria Boliviano-Alemana y la Cooperación Alemana, implementada
por la GIZ, a través del Programa develoPPP.de (Public Private Partnership) y con la asistencia

técnica del Programa Regional Programa Combatir la violencia hacia la mujer – ComVoMujer,
puso en marcha un modelo de gestión empresarial equitativo, que incluye una serie de medidas
preventivas contra la VcM y de atención.
LO AVANZADO En el marco de la implementación del modelo de gestión empresarial en
prevención de la violencia contra las mujeres, a la fecha, la empresa ha desarrollado acciones en
todos los ámbitos:
En el ámbito de la política interna:
– Ha elaborado un código de ética en el que se definen las reglas de buen trato, la política
de cero tolerancia a la violencia contra las mujeres, la promoción de la equidad de género
y de respeto mutuo.
– Es la primera empresa privada en utilizar la certificación de personas que cuentan con
antecedentes penales de violencia contra la mujer (SIPPASE), en el marco de la Ley
integral para garantizar a las mujeres una vida libre de violencia – Ley 348, y convertirla
en un requisito para sus contrataciones de personal.
En el ámbito de la práctica cotidiana con su personal:
– Capacitó a cerca de 1,000 personas de la empresa en todo el país, entre personal de
dirección, jefaturas y colaboradoras/es, implementado para ello talleres con la
metodología vivencial “Empresa segura: Líder en tolerancia cero frente a la violencia hacia
las mujeres”. En estos talleres se crearon participativamente las rutas internas de apoyo
para las agredidas que vienen siendo implementadas paulatinamente por la empresa.
– Ha desarrollado talleres de capacitación en masculinidades alternativas, a nivel nacional,
en los que participaron cerca de 500 hombres de la empresa, generando conciencia sobre
el comportamiento violento hacia las mujeres.
– Se identificaron agentes de cambio en cada oficina a nivel nacional que acompañan los
casos de violencia y/o brindan información sobre el tema.
– Ha contratado una psicóloga que acompaña a las agredidas en los procesos legales
pertinentes.
– Ha concluido convenios con varias instituciones en Bolivia que brindan apoyo legal y
psicológico para las empleadas agredidas de INTI

En el ámbito del trabajo con la comunidad de su ámbito de influencia y otros grupos de
interés:
– Viene desarrollando eventos masivos, compartiendo su experiencia de 24 meses con
otras empresas privadas, invitándolas y motivándolas a sumarse a esta causa.
– Asimismo, desarrolló una campaña mediática, a través del medicamento simbólico
“valórate”, que contiene una posología que promueve la autoestima e insta a las mujeres
a denunciar a los agresores. Este medicamento se viene distribuyendo a nivel nacional
por parte de las/os visitadoras/es médicos/as.
GÉNERO COMO CARACTERÍSTICA DE CALIDAD DE NUESTRO TRABAJO
Gracias a la participación en el estudio de costos, Droguería Inti S.A. se convenció, por el peso de
la evidencia generada, que la Violencia contra las mujeres es un flagelo que afecta los resultados
de su empresa directamente y que debe ser combatido. Para ello, contó con la asistencia técnica
de la experta integrada (GIZ/CIM) en la Cámara de Comercio Alemana y del Programa Regional
ComVoMujer, que elaboraron un proyecto que permitió realizar las actividades de manera más
rápida implementando el modelo de gestión de prevención de la violencia contra las mujeres.
SEGUIMIENTO BASADO EN RESULTADOS
La implementación del Modelo de Gestión muestra resultados impresionantes en su evaluación de
medio término:
– La prevalencia de VcM en la empresa ha bajado 7%.
– INTI se ha vuelto una empresa más segura en el control de la VcM en sus ambientes: La
cantidad de incidentes violentos ha disminuido mucho más en los ambientes de la
empresa que en el hogar (77% versus 26%). Además, ha disminuido el porcentaje de
personal que atestigua VcM y la cantidad de días perdidos por ello (22%). Finalmente, ha
disminuido la correlación entre la intensidad de la VcM y los días perdidos por incapacidad
laboral, evidenciando que la disminución de los días perdidos no solo proviene de la
disminución de la intensidad de la VcM, sino también de la creación de un ambiente
organizacional más resiliente a las consecuencias de la VcM.

– El Modelo de Gestión en prevención de la VcM ha fortalecido la percepción de que INTI
es una empresa equitativa, y también ha aumentado el empoderamiento personal, con la
consecuente identificación con la empresa. Este trinomio prevención-equidadempoderamiento explican el 43% de la varianza de la identificación con la empresa.
– El empoderamiento de las personas y un ambiente laboral equitativo, previenen la VcM y
disminuyen su impacto negativo en el rendimiento laboral. El empoderamiento personal
ha impactado en la disminución de los niveles de VcM.
– Aproximadamente el 90% de hombres y mujeres reconocen el esfuerzo que la empresa
está realizando para prevenir la VcM y promover un ambiente con cero tolerancia a la
violencia contra las mujeres.
La experiencia ha permitido que INTI coopere con otros actores/as sociales y que se posicione
como una empresa socialmente responsable, y líder entre otras empresas, con quienes se
encuentra compartiendo información y fomentando el mismo compromiso. Esto la ha posicionado
también con el Estado boliviano y con la sociedad civil, de quienes ha recibido comentarios
positivos a través de las redes sociales. Sus experiencias vienen siendo difundida y cuenta con
una gran repercusión en la presan boliviana. Además, a inicios del mes de noviembre de 2017,
INTI recibió el Premio Empresarial La Paz Líder en el rubro de Responsabilidad Empresarial
Social.
Hoy Droguería INTI S.A. es la primera empresa a nivel mundial en implantar este modelo para
prevenir la violencia contra las mujeres uniéndose a la lucha por la defensa de los derechos de las
mujeres y en particular al derecho a vivir libres de violencia y todo el proceso se encuentra
documentado y, además de la evaluación de medio término se realizará una evaluación final que
permitirá el aprendizaje y la difusión de la experiencia.
Además, gracias a la realización del proyecto, la GIZ en Sud América ha podido adoptar unas
medidas y actividades como empresa propia, por ejemplo, la capacitación de masculinidades y la
certificación de “Empresa Segura”.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.