Mexico: Amigos sin Frontera (Selva Maya)

Soy Saúl George Robles y trabajo en la GIZ México, particularmente en el Programa Selva Maya, como Asistente de Comunicación y Administración; formo parte del equipo GIZ desde el 5 de octubre de 2015. Cuando nos enteramos de la presente convocatoria, mi amiga y colega Adriana Carreño Rojano, quien se desempeña como Asistente Administrativo en el programa NAMA Facility en la Ciudad de México; nos sentimos muy motivados a postular una iniciativa llamada Amigos Sin Frontera, en la que desde 2013 participamos como donadores.

Si bien esta organización no tiene hasta hoy algún convenio de colaboración con la GIZ, consideramos que la presente convocatoria podría ser el puerto de entrada para que el trabajo que realiza esta agrupación sin fines de lucro sea reconocido y apoyado, sobretodo tratándose de una actividad que beneficia a grupos vulnerables de mujeres, frecuentemente en condiciones de pobreza y provenientes de grupos indígenas en zonas de difícil acceso en México.

Antecedentes

Amigos sin Frontera es una asociación civil no lucrativa que nació en noviembre de 1995, formada por un grupo de profesionistas unidos por el deseo de servir a las comunidades más necesitadas, carentes de atención médica de México. Está afiliada al Centro Mexicano para la Filantropía CEMEFI. El 29 de diciembre del 2001 recibió la autorización legal para ser “donataria autorizada” La asociación está formada por un grupo profesional de médicos cirujanos, ginecólogos, pediatras, enfermeras, pedagogos, estomatólogos y un número considerable de voluntarios; unidos en un mismo sentir, ofreciendo los conocimientos, habilidades y experiencia profesional para el servicio de comunidades en México. Durante los años de servicio, todos los recursos con que ha operado la asociación han sido auto-financiados por los miembros de la asociación y a través de grupos y personas que han sumado su voluntad, capacidades y dinero para apoyar. Amigos sin Frontera otorga anualmente un promedio de tres mil a cuatro mil consultas médicas, visuales y dentales de forma gratuita, proporcionando además atención psicológica, consejería familiar, asesoría legal, gestoría social, entrega de medicamentos, despensas, ropa, zapatos y juguetes en diferentes Estados de la República Mexicana, como Oaxaca, Guerrero, Durango, Veracruz, Michoacán, Morelos, Puebla, Zacatecas, Estado de México y el Distrito Federal.

En los 21 años de servicio se han detectado problemas graves de salud en las comunidades, tales como ausencia de piezas dentales y caries por falta de higiene bucal, diferentes patologías como: cáncer de piel, diferentes tipos de quistes y tumores, cataratas y padecimientos visuales, malformaciones genéticas como la polidactilia, niveles altos de desnutrición, así como un sinnúmero de casos de mujeres con el virus del papiloma humano y cáncer cérvico-uterino, los cuales se han podido detectar gracias a los estudios de Papanicolaou realizados y a los equipos de colposcopia que algunos especialistas han prestado.

¿Por qué Amigos sin Frontera A. C. debería ser galardonada con alguno de los premios de esta convocatoria?

Si bien mi colega Adriana y yo no somos especialistas en áreas médico-biológicas y no hemos visto de manera directa las grandes necesidades y problemas que enfrentan las comunidades visitadas, sí somos conscientes de las grandes limitantes que tienen para recibir atención médica oportuna por su lejanía de los centros urbanos. Un ejemplo muy claro lo constatamos hace unos días que el equipo de Amigos sin Frontera regresaba de una jornada médica en la comunidad de El Tabernáculo, Zacatecas. Las personas atendidas, que pertenecían a grupos étnicos coras, huicholes y tepehuanos, tuvieron que hacer recorridos de hasta dos días de camino para llegar a la comunidad de El Tabernaculo, que a su vez está unas 4 horas de Valparaíso, Jalisco; el centro urbano “más cercano”.

En este viaje realizado del 19 al 22 de noviembre de 2015, además de las consultas por problemas dentales, oftálmicos y de salud en general, se enfatizó la detección de cáncer cérvico uterino (la segunda causa de muerte de mujeres en México), y otros problemas gineco-obstétricos. Se realizaron más de 100 consultas ginecológicas, 25 citologías de cuello cervical (Papanicolau) y 2 biopsias. Esta actividad llevo a la organización a identificar necesidades urgentes por resolver:

– La adquisición de un equipo de ultrasonido para próximos viajes
– La evaluación de las muestras de Papanicolau en laboratorios privados, toda vez que el sector público no lo hace o bien demora meses en dar los resultados

Es con base en lo anterior que Adriana y yo nos sentimos animados a seguir contribuyendo con esta organización, ahora a través de la gestión de un recurso que podría ser la solución a estas necesidades identificadas. Como parte de nuestra contribución nos dimos a la tarea de hacer algunas cotizaciones de equipos ultrasonido cuyos valores oscilan entre los 2500 y 8,000 dólares estadounidenses (se adjuntan cotizaciones); además de investigar el costo promedio de un análisis de laboratorio de una citología de cuello cervical, que ronda los US$20.00

De manera absoluta creemos que otorgar alguno de los premios a esta iniciativa sería un gran incentivo para que quienes participamos directa o indirectamente en Amigos sin Frontera sigamos haciéndolo. Deseamos encarecidamente la amable consideración del jurado calificador, no dudando que en caso de favorecer esta iniciativa, los recursos serán usados de manera transparente y en favor de las mujeres.

Si se desea mayor información, el equipo administrativo de Amigos sin Frontera cuenta con toda la documentación e información estadística que acredita el trabajo que se ha realizado durante los 20 años de existencia de la organización. Como lo señalaba al principio, esperamos que esta convocatoria sea la puerta de entrada para entablar un proyecto conjunto de trabajo de esta organización con la GIZ, teniendo como premisa la atención específica de problemas de salud de mujeres en condiciones de pobreza y segregación social.
Amigos sin Frontera es un equipo de trabajo bien consolidado, en el que participamos individuos conscientes de las necesidades de otros menos afortunados. Tenemos un compromiso filantrópico-social y estamos convencidos de que la suma de las voluntades tiene efectos colectivos importantes. Las trabas, que pueden ser principalmente políticas y económicas, se han logrado superar gracias a la tenacidad y las gestiones de los líderes del grupo, así como a la contribución voluntaria y desinteresada de todos los que somos parte de esta iniciativa.

 

 

Documento elaborado por:
 Adriana Carreño Rojano, Asistente Administrativo
NAMA Facility. México, DF. México
 Saul George Robles, Asistente de Comunicación y Administración,

Programa Selva Maya. Chetumal, QR. México

Tagged with:

Leave a Reply

Your email address will not be published.